domingo, 8 de marzo de 2009

pediluvios y bidés

Pediluvios eran esos chismes de cerámica, que en los colegios , despues de hacer gimnasia (y no habia duchas) , nos lavabámos nuestros diminutos pies .

Luego, 10 años después de mi boda, en un viaje por Argentina, absorto me enteré, de que en ese país que por aquel entonces no usaba el papel higiénico, había que lavarse los "bajos" en el dicho aparato con el chorrito que salía a presión.




Los argentinxs, que se sienten muy franceses, ya sabían cómo lavarse la patata -"pomme de terre" en sus bidés. Hasta entonces, mi ignorancia no llegaba a ello, y eso que había usado en paises del Norte de África, el calderito, no la brocha.

Hablando de ello con amigos, y sus mujeres, me dice algún marido que a él le encanta el bidé después de ir defecar....,y lo echa en falta en algunos hoteles que no lo tienen, donde pierde o baja, por su causa, la calidad del cutis.

Si estáis intrigado, o sois hombres usuarios de bidé, mandádme un comentario.

Otro tema llamativo para mí, en los años 60, era que en Madrid, y en sus sures, hasta Gibraltar, en los "retretes", de todo pelaje, y al menos en mi pensión, había una papelera para dejar el pepel higienico usado, (en realidad podían ser hojas del "ABC", "Pueblo", "Madrid" o "El Alcázar" debidamente cortadas en rectángulos y apiladas con un pincho ). He hecho un viaje con gente madrileña y andaluza a China, y todos niegan que jamás eso sucediera, ni en Mojácar, ni en Tarifa, ni en Chipiona. Lo habría soñado, y lo interpretaba para que no se atoraran los habituales pozos sépticos.

1 comentario:

warmisunqu dijo...

Lo del pincho con recortes de periódico lo he visto yo en Vitoria en la Cuchi en los años 70 en bares como el 7.